GP 1970 AL NORTE CON DEFELIPPO Y D’ANNA (II)

D’ANNA Y MICOZZI

Una de las tantas aventuras que emprendió el nicoleño Félix Alfredo Defelippo acompañado de Mario Migliarini, fue el Gran Premio Internacional al Norte. El año anterior el “Pibe” venía de pelear la punta del GP al sur con Cano-Acosta, y si bien ganó las dos últimas etapas, finalmente fue segundo. Ahora se anotaba para esta dura travesía por tierras argentinas pero que llegaban a Bolivia también.

Para esta oportunidad, siempre se trataban de unir fuerzas, mas que nada por los auxilios, y tener la gente necesaria en varios lugares de las duras etapas. Así que compartieron una especie de equipo con el piloto de Peyrano Santiago D’Anna a quien acompañaba el joven Guillermo “Mito” Micozzi. Ello consistía en compartir los auxilios de uno y de otro para tener mayor presencia en la ruta ante cualquier problema.

Por eso, ya en la primera nota hablamos de la labor de Defelippo quien fue 4° en la primer etapa y abandonó en la segunda cuando le quedaban muy pocos kilómetros para arribar al final en la capital formoseña, mas exactamente entre Pirané y la ciudad de Formosa donde terminaba ese segundo tramo, había recorrido el noventa por ciento del camino, pero venía maltratado por los camino de Bolivia y los efectos de la altura. Por su parte D’Anna, fue 17° en la primera etapa y también debió desertar en la siguiente, lamentablemente a poco de salir desde Tarija iniciando ese segundo parcial debió abandonar.

De Santiago D’Anna vamos a comentar mayormente en esta segunda parte. Al material que me brindaron los muchachos de Peyrano en especial Mauricio Gargevcich y su padre, agregado luego material del Museo de Peyrano, le he sumado mucho material de nuestro archivo de las Revistas Automundo y Corsa, que le vamos a ofrecer, conjuntamente con la historia y nombres de los jóvenes de Peyrano que se lanzaron a esa aventura tan hermosa y meritoria por el esfuerzo que hicieron.

A 50 años de una aventura de amigos y un Renault Gordini

El 21 de septiembre de 1970 largaba el “12° Gran Premio Internacional de Turismo Y.P.F” que uniría a los países de Argentina, Bolivia, Paraguay y Brasil, y Peyrano tuvo sus representantes.

Un grupo de amigos de entre 20 y 33 años que entre la inocencia y el coraje decidieron inscribirse a esta competencia. Oscar Toledo (Pirulo) y Alberto Flores (nono), noche tras noche prepararon el auto con la colaboración de Julio Codino que recién se recibía de Ingeniero mecánico. El manual: La revista Automundo, era lo único que llegaba, la pintura de las letras y publicidades estuvo a cargo de Pichinino Cardinale (dueño de la calesita que se ubicaba donde hoy está el salón de la Italiana) y los fierros eran provistos por Antelo de Buenos Aires. El taller improvisado fue el galpón que hoy es la casa de Rodríguez Batalla.

EL 6 Y EL 50 CON SUS HORARIOS DE LARGADA DESDE ACHERAL CLASE «A»

Llegó la hora de probar al Gordini en alguna competencia, pero para esta altura del año, todas habían terminado, solo quedaba el Gran Premio. Y así partieron a Bs. As. Santiago “El Flaco” D’Anna (33 años) y Guillermo “Mito” Micozzi (22 años) a inscribirse, quienes después serían piloto y copiloto. El equipo partió el 19/9 frente a la casa de Carlos Esrequis, rumbo a Bell Ville. Allí el auto fue cargado en el camión de “Chubica” hasta el punto de largada: Acheral en Tucumán el 21/09/1970

El equipo de asistencia estaba conformado por Máximo Sagarduy, Domingo “Mingo” Gargevcich y Alberto “Nono” Flores que viajaban en un Fiat 1500. Por otro lado en un Peugeot 504 propiedad de Choclo Gusmerini, junto a él, Calegari de Máximo Paz y de Peyrano Iván Buncuga. Había un auxilio más que iba en un Fiat 1500, Héctor «Tuerca» Schiavón, El «Tanque» de San Nicolás y Jorge Fainé.

PLENA MARCHA DE SANTIAGO D’ANNA

Los inconvenientes, peripecias, caminos de ripio angostos y de altura fueron el denominador común de la experiencia y debido a un problema técnico, esta hazaña que marcó el inicio de la pasión por los fierros en Peyrano, terminó en Tarija, Bolivia a unos 3900 metros de altura destacando el buen desempeño pese a la escasa experiencia de los participantes (Llegaron a alcanzar el 6º lugar por tiempo y el 9º en el camino).

El regreso fue en el Fiat 1500 propiedad de Sagarduy que a la altura del campo de Alsinet, llegando al pueblo, corta el palier retrasando la entrada de los jóvenes a Peyrano donde una multitud frente a la Italiana los estaba esperando para recibirlos.

50 años después, Mingo y Mito nos trajeron esta hermosa historia, y convocamos a Iván y a Alberto para completar el equipo. El museo fue el lugar para revivirla y a partir de ahora conservarla como ejemplo de que con la osadía, la fuerza de la juventud y la amistad se pueden llegar a hacer grandes cosas, incluso las que parecen imposibles.

LOS AVENTUREROS HACIA EL NORTE HACE 50 AÑOS
VARIOS DEL GRUPO DE AQUELLA AVENTURA HOY FRENTE AL MUSEO DE PEYRANO IVAN BUNCUGA, ALBERTO NONO FLORES, MINGO  GARGEVCICH Y GUILLERMO ENRIQUE MICOZZI

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.