CON 85 AÑOS RECORDAMOS A JULIO CRUCIANI «DEL TC A JUEZ»

EN EL 67 HIZO UN MUY BUEN GRAN PREMIO DE TC

Julio Enrique Cruciani, (nacido en Rafael Castillo B.A. tiene actualmente 85 años)…no solo fue un Juez muy conocido y bastante mediático, fue a su vez enérgico y lucho contra la corrupción en épocas del menemismo. Ya de grande, con su clásico moñito que usaba en lugar de corbata, mientras que de mas joven se calzó el casco y los guantes y corrió sin desentonar, no solo en el Turismo Nacional con Peugeot, sino que luego incursionó en algunas carreras del Turismo de Carretera, con actuaciones que tuvieron sus méritos, por entonces integrando el Equipo Lutteral, fue contemporáneo y se encontraron en varias carreras con el nicoleño José Manuel Faraoni (p).

YA ALEJADO DEL AUTOMOVILISMO SE DEDICO A LA JUSTICIA

Los mejores resultados lo consiguió en el Autódromo de Buenos Aires, hoy llamado Juan y Oscar Gálvez, en una época de grandes rivales y siempre a bordo del Torino, lo mejor fue 10° en las “100 vueltas Shell”, y 17° en el “Premio Fiesta del Girasol”. Pero quizás lo más resonante, fue haber largado el Gran Premio de 1967 donde hubo 152 pilotos inscriptos, a el le tocó largar en el puesto 142, y luego de mas de 3 mil kms arribó al final en el puesto 21°, que pudo ser mucho mejor si no sufría un desperfecto mecánico en la ultima etapa que lo relegó.

EN EL ZONDA DE SAN JUAN ENTRE GRADASSI Y LARRIESTRA

Sobre su participación en el TN no hay demasiados datos, pero si figura en algún Gran Premio de esos extensos y de numerosos anotados y en algunas carreras de las más clásicas, ya que por su actividad privada no podía ir a todas o competir con la frecuencia que hubiese querido. Ya en sus últimos años se dedicó a la política y fue candidato a una banca por un partido muy chico, que no le permitió conseguir su objetivo. El mismo pegaba por las noche los afiches con un grupo de entusiastas, y la campaña la hizo en un viejo y bastante destrozado Peugeot 504. Todo un personaje, pero que en el automovilismo cuando pudo, no desentonó para nada, por el contrario.

GRAN PREMIO DEL 67 LARGARON 152 AUTOS, LLEGO 21°

1967

5 de Noviembre – Vta. de Junin –  N° 78    FINAL  Ab (en la final por rotura)

3 de Diciembre – Gran Premio – N° 142 (152 inscriptos)   FINAL   21° (1° Etapa 38° – 2ªEtapa 27°- 3ªEtapa 35°- 4ªEtapa 20°)

1968

10° EN EL AUTODROMO, QUINTO VEMOS A FARAONI

28 de Julio – «100 Vueltas Shell» – Autódromo Buenos Aires – N° 38   FINAL   10° (18°-1ªSerie/12°- 2ªSerie)

29 de Setiembre – «Premio Fiesta del Girasol»- Autódromo Buenos Aires – N° 38  FINAL  17°

6 de Octubre – El Zonda San Juan –  FINAL NC  (Problemas mecánicos)

COMO JUEZ RENUNCIO CANSADO POR LAS INJUSTICIAS DE LA JUSTICIA

En el año 1986 asumió el cargo de juez titular del Juzgado Nº 2 en lo Penal y Económico, cargo en el que se desempeñó por casi veinte años. Tuvo a su cargo causas de fuerte repercusión como la «Operación Langostino», en la que se secuestraron 600 kilos de cocaína, y envió a prisión al ex secretario de Turismo durante el gobierno de Carlos Saúl Menem, Omar Fassi Lavalle y a su esposa, Elizabeth Mazzini, por evasión fiscal. Mantuvo fuertes enfrentamientos con la cúpula de la DGI, por considerarla «auxiliar de la justicia» y no al revés, como pretendía la dependencia oficial.​ En 2003 ordenó la captura del empresario Eduardo Eurnekián, propietario de Aeropuertos Argentina 2000 y exdueño del multimedios Cablevisión, en cuya venta, en el año 1994 evadió al fisco 14,38 millones de dólares,​ declarando el monto de la venta, unos 715 millones de dólares, como donación y depositándolo posteriormente en paraísos fiscales de las Islas Caimán y Bahamas. El empresario, imputado por el delito de evasión fiscal agravada, debía presentarse a declarar en forma voluntaria.

El 16 de mayo de 2005 presentó su renuncia al cargo para incursionar en la actividad política, desde la agrupación «Propulsar al País», a la que definió como un nucleamiento de «gente común, de vecinos» y cuya plataforma será «el respeto irrestricto a la Constitución Nacional».

Cruciani señaló que tomó la decisión porque se sentía «cansado de la Justicia», en la que dijo haber tenido «grandes satisfacciones y grandes indignaciones», y entre estas últimas mencionó los sobresueldos a los funcionarios durante el gobierno de Carlos Saúl Menem.

Partidariamente, Cruciani se autodefine «independiente, ni radical ni peronista», y dijo que «los dos grandes partidos mayoritarios» le ofrecieron ser «cabeza de lista».

«No acepté porque después de mí se ubicaban Alí Babá y los 40 ladrones», dijo, criticando a las listas sábana.

(Material propio y de la Historia del TC)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.