RAUL “PININO” PAOLONI

RECORDADO ACCIDENTE DEL NICOLEÑO

Fue un 27 de agosto de 1972, en que se disputaba la carrera de Turismo de Carretera en Córdoba, denominada,  11° Vuelta de Los Cóndores, un  trazado semipermanente de 47.600 metros de extensión, totalmente pavimentado y con largas rectas o lugares muy sinuosos.  La carrera había sido postergada en su inicio por algunos minutos, debido a las temperaturas bajo cero y una persistente llovizna. Finalmente, la misma se inició a las 10,45 hs sobre 11 vueltas de recorrido.
El comienzo se hacía con tandas de dos autos cada 10 segundos, iniciando la prueba Nasif Estéfano y Juan Manuel Bordeu, y con participantes como Jorge Martínez Boero, Alfredo Manzano, Ricardo Iglesias, Juan María Traverso, César Malnatti, Adrian Villegas, Carlos Loeffel, el ya veterano Marcos Ciani reapareciendo, Juan Ayarza Garré, Eduardo Lalo Giordano, Héctor Luis Gradassi (a la postre ganador de la competencia),  entre tantos otros.
Con el N° 40 en sus laterales, iniciaba la carrera la Liebre 1 ½ motor Torino, color blanco  de la Peña Pinino Competición. En el primer giro, varios autos rompieron el parabrisas debido a la gran cantidad de piedras sueltas. Eso le ocurrió al auto 40 tripulado por Raúl Pinino Paoloni, acompañado de Miguel  Stoianovich, las temperaturas bajo cero, la lluvia, hicieron a más de uno desertar de la prueba porque sin parabrisas era imposible porque se congelaban, además,  sabido es que el auto pierde estabilidad. Pinino siguió, y cuando se disputada la segunda vuelta, en la curva de El Quebracho, el auto comenzó a realizar semitrompos y poco más adelante comenzó a volcar, sin tener una precisión sobre la altura que alcanzó el vehículo descontrolado.
La gente corrió a auxiliar a los pilotos nicoleños, ya que quedaron dentro del auto, y fueron retirados por ellos y atendidos en la banquina, mientras pasaron  largos minutos, más de ocho, para que se detuvieran los pilotos, Juan Roberto Machado y los Hnos Suárez para llevarlos a un lugar donde la sanidad de la carrera en Embalse pudiera asistirlos. La carrera siguió con normalidad hasta el final de las 11 vueltas.
Miguel Stoianovich prácticamente no tenía nada, tanto es así que en pocas horas fue dado de alta, mientras al Pinino, lo trasladaron, debido a su gravedad,  desde la ciudad de Córdoba al Hospital Italiano de Buenos Aires donde fue atendido por el Dr. Raúl Matera. Presentaba traumatismo de cráneo y estado de coma, mientras se le realizaba una traqueotomía para ayudarlo a respirar, y se esperaba su evolución para operarlo de un hematoma en el cerebro que le impedía movilizar ciertas partes del cuerpo.  Poco a poco,  pasaron los días, y Pinino fue recuperándose muy lentamente, y salió del mal trance. En la actualidad  lo solemos encontrar por las calles de San Nicolás, con su habitual buen humor, y por ello queríamos recordar este hecho que en su momento conmociono a la ciudad y al ambiente tuerca del país. Por su parte Miguel Stoianovich continuaba por entonces con su vida normal, hasta fallecer no hace muchos años, y por ello también este homenaje. Cabe destacar que ambos volvieron a correr en el TC 4000 Standard a fines de los 80 y comienzo de los 90.

En los recortes de los diarios La Razón y El Norte de la época, podemos ver el auto volcado mientras atienden a los pilotos, , un pasaje de la carrera, el traslado en avión de Raúl Paoloni a Bs As junto a su madre y hermana, y en el otro, se observa el auto en los galpones de Echeverría entre Nación y Mitre a poco de ser traído desde el lugar del accidente, mostrando el terrible golpe de Los Cóndores. 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.